Manipulador de Alimentos
Manipulador de Alimentos

Prácticas Correctas de Higiene del Manipulador de Alimentos



Todo Manipulador de Alimentos debe cumplir, como responsable de la prevención de enfermedades de transmisión alimentaria, una serie de prácticas de higiene alimentaria.

En función a los distintos focos de contaminación, se recomiendan las siguientes prácticas de higiene:


Limpieza de piel y manos

¿Cuándo lavarse las manos?

- Antes y después de empezar la jornada, incluyendo brazos, antebrazos y uñas.
- Después de una pausa.
- Al cambiar de tarea.
- Después de tocar alimentos crudos, tras realizar tareas de limpieza de utensilios y superficies o después de tocar algún animal.
- Después de ir al servicio.
- Después de sonarse, toser o estornudar.
- Después de tocar el dinero.
- Además, debemos cubrir las heridas en las manos con cubiertas impermeables.

Al lavarse las manos

1. Enjuagarse hasta el codo.
2. Enjabonarse bien.
3. Cepillarse uñas y manos.
4. Enjuagarse con agua limpia para eliminar el jabón.
5. Secarse con papel de un solo uso o secador de aire caliente.


Pelo

- Lavarse la cabeza de manera regular.
- Empleo de gorros y cubrecabezas.
- Cubrir la barba con el uso de mascarillas.
- No peinarse llevando puesta la ropa del trabajo.

Boca y fosas nasales

- Evitar estornudar o toser en dirección a los productos manipulados.
- Proteger la tos o estornudo con la mano, lavándoselas a continuación.
- Usar pañuelos de un solo uso.
- No comer, beber, fumar o mascar chicle durante la manipulación de alimentos.
- No tocarse la nariz, boca, oído, ojos o rascarse la cabeza u otras zonas donde pueda haber gérmenes.

Ropa y efectos personales

- Usar ropa exclusiva ligera, amplia y de tejidos fácilmente lavables, para el trabajo, guardándola separada y limpia para que no contacte con la ropa de calle.
- El calzado debe ser también el adecuado, sobre todo que sea antideslizante y también deberá guardarse separado de la ropa de calle.
- No llevar joyas u otros efectos personales que pudieran entrar en contacto con el alimento.
- Procurar no llevar perfumes, lociones de afeitar u otros productos que pudieran transmitir su olor a los alimentos.

Otras medidas higiénicas

- No manejar útiles sucios, no recoger del suelo instrumentos caídos sin lavarse las manos a continuación antes de continuar con la manipulación.
- Correcta presentación de los alimentos, en vitrinas cuando estén expuestos a posibles contaminaciones.
- No usar la madera como material de trabajo (ni en mangos de útiles).
- No usar el material para fines distintos a las actividades del establecimiento.
- Usar sólo toallas de un solo uso.
- No colocar alimentos ni bandejas con alimentos en el suelo.
- No cubrir el suelo con serrín ni cartones.
- Descongelar siempre en la nevera o en el microondas.
- No recongelar.
- No recalentar más de una vez ni conservar alimentos recalentados.
- No usar los mismos útiles para alimentos crudos y cocinados.
- Desinfectar bien verduras, hortalizas y frutas con lejía de uso alimentario.
- No preparar alimentos con demasiada antelación a su consumo.
- Cocinar suficientemente los alimentos.
- Los manipuladores que estén enfermos no deben manipular alimentos.



¿QUÉ HACER EN CASO DE INTOXICACIÓN ALIMENTARIA?

- Comunicarlo inmediatamente a la autoridad sanitaria competente.
- Tratar de recordar y anotar la relación de menús y alimentos consumidos por el grupo de personas afectadas, así como la fecha y el lugar donde lo adquirieron.
- Conservar aislados y refrigerados el resto de alimentos, ya que su análisis puede ser decisivo.
- Colaborar con el personal sanitario.


El Certificado de Manipulador de Alimentos

Obtener el Certificado de Manipulador de Alimentos supone adquirir ciertos conocimientos y prácticas que contribuyan a una mayor higiene alimentaria además de prevenir enfermedades e intoxicaciones.

La normativa es clara en la necesidad de formación por parte de todos los agentes implicados en la cadena de alimentación, siendo el empresario el responsable de garantizar que el personal contratado disponga de dicha formación.

La lista de ocupaciones profesionales obligadas a cumplir con estos requisitos de formación esta bastante extensa, entre las que destacamos todas las relacionadas con la hostelería, el comercio de alimentación, catering y comedores escolares, ayuda a domicilio, la fabricación, envasado y transporte de productos alimenticios, etc.

Es importante que todas las empresas del sector alimentario apliquen las medidas necesarias para garantizar la salud de los consumidores, lo cual se logrará mediante acciones de concienciación entre los trabajadores y una formación adecuada y continuada en materia de higiene alimentaria.

Más información sobre el Certificado y Carnet de Manipulador de Alimentos


Compartir en