Requisitos Higiénico-Sanitarios del Personal

Todos los Manipuladores de Alimentos están obligados a cumplir ciertos requisitos higiénicos-sanitarios respecto a sus hábitos en la manipulación de alimentos y la zona de trabajo, así como con los utensilios usados en el desempeño de su actividad.

  • Es importante la limpieza regular de las manos. Deberá realizarse de forma correcta, con agua y jabón abundante en líquido, haciendo uso de un cepillo para las uñas y secándolas a posteriori con papel de un solo uso. Han de lavarse antes de empezar cada jornada de trabajo, cuando cambiemos de tarea, tras las pausas realizadas, después de manipular alimentos crudos o de las tareas de limpieza, cuando usemos el servicio, tras estornudar o toser y después de tocar animales o dinero.
  • En lo posible, evitaremos tocar los alimentos con las manos, usando cucharas, tenacillas o pinzas.
  • La ropa que use el Manipulador de Alimentos ha de ser de color blanco o claro, de muda diaria y exclusiva para el trabajo (incluidos los zapatos).
  • Se deberán usar cubrecabezas o gorros y mascarillas en el caso de tener barba.

¿Qué hacer en caso de enfermedad?

En caso de notar síntomas de enfermedad no debemos manipular alimentos. A los primeros indicios se recomienda comunicarlo de forma inmediata al responsable de la empresa y visitar al médico de cabecera.